08 noviembre 2009

La espantada de Iverson

La NBA no es la única liga que está repleta de prima donnas pero aquí, desde luego, las hay a punta pala. Después del veranito que nos ha dado el empresario de zapas de bajo coste -también tiene un reality show-, ahora nos llega la última salida de tono de una estrella con la firma de Mr. Allen Iverson.

Era cuestión de tiempo que algo así pasara. Aunque su equipo -qué remedio- todavía le está encubriendo parece ser que el bueno de Iverson ha puesto tierra de por medio y ha dejado Memphis y el banquillo de los Grizzlies por nuevos horizontes. Con tres partidos jugados y 3 millones de dólares de sueldo anual la cosa le ha salido a los Grizzlies por 1 millón de dólares cada encuentro, si es que tienen la intención de pagarle...

También era cuestión de tiempo que los Grizzlies cometiesen otra cagada de alto coste económico y deportivo: siempre podemos contar con ellos para el más increíble todavía. Hay que ver el lado positivo: Marc puede tener la misma suerte que tuvo Pau en su día. No desesperemos.

Liga Miapuesta