01 agosto 2009

Rumores y traspasos

Se acabó el culebrón Odom. Cuatro temporadas (las tres primeras garantizadas y la cuarta a discreción de los Lakers) y 33 millones de dolares. Al final, la misma pasta que le ofrecieron hace un mes: 27 millones garantizados, 25 por los tres primeros años y 2 más si los Lakers no le renuevan a final de la tercera temporada. ¿Tantos ríos de tinta, aunque sea electrónica, para esto?

Odom ha salido bien parado de su pulso con Buss. Le podía haber pasado algo parecido a lo de Trevor Ariza que sin obtener ningún rédito económico firmó por los Rockets y dejó al actual campeón y máximo favorito al título del año que viene.

Lo que no consigo entender es lo de Nesterovic. Está claro que lo del cambio de cromos es el pan de cada día en la NBA pero que los Raptors vuelvan a fichar a un tío al que mandaron a Indiana el año pasado debería ser la admisión de un error. El mismo error que mandó a O´Neal a Miami.

Unos llegan, otros se van. El mismo día en que Odom ha puesto fin a su veranito, Sun Yue hace las maletas y deja a los Lakers. ¿Le darán un anillo de campeón?