07 junio 2009

El error de cálculo de Ricky

Y saltó la "bomba". Ricky Rubio demanda al Joventut para rebajar su cláusula de rescisión. La base de la demanda: la diferencia entre su salario (70.000 euros) y su cláusula de rescisión, que supera los 4 millones de euros.

Ricky -y su entorno- tienen claro que ahora es el momento. Se acaban los rumores sobre una posible retirada del draft (de momento, porque hay que esperar a cómo evoluciona el asunto: si no se halla una solución pronto habría que esperar a ver cuál es la decisión de las franquicias, Memphis probablemente, con los primeros números de elección en el draft.

Ha habido conversaciones con el Joventut y éstas no han llegado a buen puerto. Hasta ahora la mayoría de los rumores apuntaban al pago de su cláusula con su futuro sueldo en la NBA. Teniendo en cuenta las reglas de la liga, que limitan el sueldo de los jugadores elegidos en el draft durante sus primeros años de contrato, la cuenta bancaria de Ricky se iba a ver muy dañada. El ejemplo de Juan Carlos Navarro está en la memoria.

Jordi Villacampa, otra estrella verdinegra, tiene claro que es el presidente de su club y que los tiempos en los que se situaba al lado de los otros jugadores para defender sus derechos han pasado. Evidentemente, el cuento cambia cuando uno está en un lado o en el otro.

Quien asesorase a Rubio en la firma de su contrato le hizo un flaco favor. El error de cálculo fue mayúsculo, y ello a pesar de que todo el mundo del baloncesto le veía en la NBA desde su debut en la ACB. El problema es que, dadas las normas sobre fichajes de la NBA, los Rubio tendrán que salir del atolladero sin ayuda.

En palabras de su representante, Germán González: "Esa filosofía era de protección y de diálogo y porque en ese momento la familia del jugador quería permanecer en Badalona hasta el año en que se firmaba el contrato, pero no habíamos calculado que un año antes el club negociaría la salida porque Ricky ha adelantado la salida que, legalmente por edad, le permite presentarse al 'draft'", apuntó.

Con haber añadido una "simple" cláusula en la que se le permitiese irse a la NBA a cambio de una cláusula más baja que la aplicable a los clubes europeos el problema se hubiese solucionado. El equilibrio estaba entre proteger al adolescente y lograr un buen dinero por el primer contrato profesional.

Que Ricky acabará jugando en la NBA no lo duda nadie. El cuándo puede que no esté tan claro.

foto I wikipedia.org

No hay comentarios: