15 febrero 2009

¿Fernando Martín o Ricky Martin?

Ignacio López Calvo

Viendo la excelente actuación de Rudy Fernández en el partido de los novatos, se me ocurrió lo siguiente: se ha equivocado de competición; tenía que haber estado en el concurso de triples.

Como él mismo ha comentado después del concurso, el voto estaba ya decidido. Todo el mundo quería ver al pequeñín de 1:75m., Nate Robinson, contra el gigante Howard, los dos últimos campeones del concurso. De hecho, el comentarista, entre varias otras meteduras de pata, dijo que más le valía a Rudy Fernández hacer algo totalmente espectacular porque nadie sabía quién era y nadie le iba a votar. Inmediatamente, el otro comentarista le corrigió: bueno, pues Howard sí sabe quién es por el mate en su cara en la final de las Olimpiadas.

Para seguir en su tónica de bocazas, el susodicho comentarista, ni corto ni perezoso, espetó algo así como “¡qué lento sale a la cancha Rudy! Debe de ir al ritmo de su país”, a lo que el otro volvió a replicar: “¡Vaya, parece que has conseguido insultar a todo un país!”. Seguimos: se quita la camiseta Rudy para homenajear al fallecido Fernando Martín y el gracioso del comentarista, en vez de informarse (como lo hizo el otro), salta: “Y eso, ¿por quién va? ¿Por Ricky Martin?” Ya empezaba yo a estar un pelín quemado con los comentarios ignorantes y estúpidos hasta que veo que por fin ponen la foto de Fernando Martín con la camiseta de los Blazers y cuando la quitan, Rudy ya está en el aire en el primer mate. Traducción: aunque, todo hay que decirlo, su primer mate no fue gran cosa, no se vio entero por la tele, con lo que el voto de los espectadores no debería haber contado. Esa fue la primera injusticia.

La segunda injusticia, a mi juicio, fue el voto tan bajo que le dieron en el segundo mate. Es cierto que por haberlo conseguido en el último intento y por haber caído medio de lado, le quitaron puntos, pero había que recordarles a todos que Nate Robinson tuvo como 20 intentos el año que ganó el concurso de mates y precisamente por eso ahora hay un límite de tiempo y luego dos mates más. Además, el pase por la espalda que intentaba Gasol al principio era demasiado complicado y con eso se perdió tiempo. Eso lo debería hacer más bien un base, en vez de un pívot o un ala pívot (se entiende que quería que lo ayudara su compañero de equipo de la selección nacional; espero que Rudy Fernández se sienta un poquito culpable por irse con la novia de vacaciones a San Francisco…).

Hablando de cambiar las reglas, ojalá vuelvan a cambiarlas (una vez más por culpa de Robinson): no me parece justo que sea lícito pegarse un mate saltando sobre la espalda de alguien o apoyándote en su hombro, como hizo el de Nueva York. Por muy bajito que sea, eso no es jugar en igualdad de condiciones.

Howard no estuvo ni mucho menos al nivel del año pasado. El mate en el que subieron la canasta probablemente sólo lo pueden hacer él y Lebron, pero le salió tan fácil que no tuvo gracia. Lo mismo con el que saltó desde la línea de tiros libres. Aun así, sigo pensando que debería haber ganado, simplemente porque los mates de Robinson no fueron legales, aunque nadie le quita, claro, que sus saltos son prácticamente sobrehumanos. Bueno, aquí llega el momento de reconocer que probablemente no soy objetivo: Nate Robinson me cae francamente mal, porque es un engreído y se cree mucho mejor de lo que realmente es (como tantos otros en la NBA), mientras que Howard es un tipo muy educado, divertido y humilde.

Para resumir, Rudy lo hizo muy bien y tiene que estar orgulloso de su segundo mate; no tanto del primero. Yo sólo le pondría un “pero”: me decepcionó un poco el gesto de enfado que hizo al ver los puntos de los jueces, porque se le podría acusar de mal perdedor. Además, el abucheo del público al jurado ya dejó claro que la calificación había sido injusta. Lo que debe hacer, realmente, es pedir que lo apunten al concurso de triples, en el que tendría muchas más posibilidades tanto por sus habilidades como porque allí no importa la popularidad del jugador.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

la NBA, tan preocupada por su imagen, debería hacer algo sobre esas cosas...

Xavi dijo...

En la primera ronda el público no podía votar, así que lo de la foto es secundario, aunque la falta de respeto grave. Esa es la verdadera injusticia. Si hubiese votado, Rudy hubiera pasado, eso lo reconocen todos. Pero la NBA se aseguró con unos "jueces" que Superman vs. CriptoNate sería la final. Ahí sí votaron los espectadores.