24 noviembre 2008

Stephon Marbury, el "orgullo" de los Knicks

Stephon Marbury, New York Knicks                                    Imagen vía Wikipedia
Los New York Knicks siguen siendo noticia y, como casi siempre, no por lo que pasa en la cancha sino por lo que sucede en los despachos y en el banquillo. Walsh y D'Antoni se han puesto a la tarea de limpiar el desastre que Isiah Thomas dejó tras de sí. Todo sirva para que Lebron James se encuentre la casa limpia cuando recale en la Gran Manzana y para que el límite salarial permita poner un puñado de buenos jugadores a su alrededor.

Tras una semana en la que se han librado de tres lastres -Zach Randolph, Mardy Collins (Clippers) y Jamal Crawford (Warriors)- y con Eddy Curry en el siguiente puesto de la lista, va Stephon Marbury y la arma. Marbury ha dejado tirado a sus compañeros -así lo han entendido los mismos en sus declaraciones a los medios de comunicación- y tras los traspasos, con sólo ocho jugadores "útiles", se rajó y se quedó en el banquillo alegando una lesión.

Walsh, D'Antoni y la plantilla ya han dicho por activa lo que habían dicho antes por pasiva: vete con tu tatuaje, cuanto antes. Puede incluso que volvamos a ver otra vez una solución empresarial marca New York Nicks: seguir pagando a un jugador al que le han dado puerta. Al tiempo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

menudo pájaro!