18 noviembre 2011

Algunas reflexiones sobre el "lockout"

National Basketball Association
Image via Wikipedia
- Tenemos ya a un puñado de jugadores NBA jugando en Europa (los Rudy, Kirilenko, Ibaka, Parker y compañía). Los que todavía no han dado el salto parecen que cada vez tienen menos remilgos y, visto como están las cosas, ya están buscándose la vida. Los posibles destinos ya empiezan a rayar lo pintoresco. Es tal el exceso de oferta que alguno puede acabar jugando "en segunda".

- Visto lo anterior: ¿se puede acusar a la NBA de monopolio? Hay otras ligas también en Estados Unidos y hasta los jugadores -algunos- se ven capaces de montar una liga propia...

- Pasarán las décadas y los aficionados europeos contarán a sus nietos que en la temporada 2011-12 los mejores jugadores del mundo jugaron en Moscú, Madrid, Valencia o Milán. Luego les explicarán como el sueño se acabó, las estrellas volvieron a casa y ellos, los adictos al basket, tuvieron que volver a las ligas de andar por casa y a madrugar para ver partidos de la NBA por Internet en páginas piratas repletas de publicidad. También existía una organización llamada Euroliga que jamás supo sacar provecho del lockout.

- ¿Cómo se quedarán algunos cuerpos? El ritmo, los viajes, los hoteles o las aficiones no tienen nada que ver con los de Estados Unidos. ¿Y las cabezas? Algunos se irán de Europa más fácilmente de lo que llegaron.

- ¿Cuántos jugadores se jubilarán? Unos cuantos superan los 35 y la inactividad tiene un precio.

síguenos en Twitter/ FaceBook