11 noviembre 2011

Michael Jordan, el ex ídolo

Unos cuantos jugadores de la NBA han puesto a caer de un burro a Michael Jordan. Alguno incluso ha anunciado, a bombo y platillo, que nunca jamás se volverán a poner unas Air Jordan; seguro que MJ estará comiéndose las uñas, nervioso perdido, por el desastre comercial que tal boicot le puede suponer.

Los mensajes a través de Twitter nos dan cuenta del dramatismo de la situación:

- Nick Young: "Jamás volveré a vestir unas Jordan. No puedo creer lo que acabo de ver y escuchar de Michael Jordan".

- Paul George: "Maldito Michael Jordan. ¿Así es como te sientes? Él debería haber sido el primero en estar con los jugadores".

- Klay Thompson: "¿Creéis que el Michael Jordan de 1996 haría esto? Hipócrita".

Estas declaraciones contra el mejor jugador de la historia -y directivo del montón- no tienen otra causa que la postura de Jordan ante el lockout. El seis veces campeón de la NBA es propietario mayoritario de los Charlotte Bobcats, una de las franquicias que pierden dinero, y ha decidido que prefiere ganar plata en vez de dársela a los jugadores, por mucho que haya sido cocinero antes que fraile.

Además, los agraviados le recuerdan como en 1998, durante las negociaciones del primer cierre patronal de la historia de la NBA, Jordan dijo al dueño de los Washington Wizards: "Si no obtienes beneficios, debes vender tu equipo".

Seguramente Jordan, que no puede dar lecciones de gerencia deportiva ni económica, se debería aplicar a sí mismo aquellas palabras pero siempre se vende mejor un equipo con menores pérdidas...

síguenos en Twitter/ FaceBook