01 junio 2011

Sacramento lucha por los Kings

Special logo marking the Kings' 20th anniversa...Image via Wikipedia
Los dueños de los Kings, Joe y Gavin Maloof, han declarado que son optimistas en cuanto a que la ciudad de Sacramento pueda ayudar financieramente a la construcción del Icon/Taylor Sacramento Entertainment and Sports Complex después de la publicación de un estudio de viabilidad en una reunión del ayuntamiento (una presentación del estudio puede verse aquí).

Parece ser que después de años de ejercer el derecho al pataleo los Maloof están de enhorabuena, aunque todavía falta esperar. Durante los últimos años la familia ha intentado conseguir una nueva arena que sustituya al Power Balance Pavilion, que tiene la menor capacidad entre los pabellones NBA (17.317 asientos). En 2006 los vecinos de la ciudad ya echaron por tierra la construcción de un nuevo pabellón por valor de 600 millones de dólares que se iba a financiar con un impuesto local sobre ventas (un cuarto de dólar por cada venta).

De momento, la franquicia seguirá un año más en la capital de California y ha alejado de momento al fantasma de los Seattle Supersonics.

Los Kings han estado presionando a Kevin Johnson, alcalde de Sacramento y en tiempos fenomenal base de los Suns, con una mudanza al Honda Center de Anaheim, ciudad cuya cercanía a Los Ángeles hace difícil imaginar cómo los Clippers y los Kings podrían sobrevivir al lado del vecino rico. Kevin Johnson respondió al reto y mostró su compromiso con la causa hablando ante la junta de propietarios de la NBA, a la que acudió con la carta de presentación de 10 millones de dólares en patrocinios y abonos para el próximo año, además asistió a la lotería del draft representando a los Kings.

David Stern también ha puesto su granito de arena para que el proyecto llegue a buen puerto, aunque ha avisado que los capitalinos se tienen que poner manos a la obra para tener aprobado un proyecto de financiación del nuevo recinto antes del 1 de marzo de 2012.

Y la viabilidad del proyecto depende de, cómo no, su financiación y por ahí pasa el presupuesto de la ciudad, el dinero público, vamos. Si uno se da un paseo por el centro de Sacramento; recuerda las sucesivas "ciudades de tiendas de campaña" (tent cities) que han existido al lado del río American, y que se hicieron mundialmente famosas con motivo del estallido de la reciente crisis económica; o echa un vistazo a los balances económicos de la ciudad, que muestran déficit tras déficit; quizás se pueda llegar a la conclusión de que Sacramento tiene quizás otras urgencias que atender que dedicar una inversión millonaria a una arena que disfrutarán una pequeña parte de sus ciudadanos (Sacramento tiene una población de medio millón de habitantes); además de la ciudad el gobierno de California -que no olvidemos se encuentra en bancarrota- tendrá que poner su parte.

El Quinto Cuarto en Twitter Facebook

No hay comentarios: