19 noviembre 2010

Algo se mueve en los Warriors


Este verano ha sido movidito en Oakland. Lo más noticiable para el aficionado fue, quizás, la despedida de Nellie pero para el futuro de la franquicia el cambio de propietario(s) -lo cual también causa del despido de Don Nelson- parece que ha hecho despertar a los Warriors de un largo letargo -una presencia en los playoffs en las últimas 16 temporadas- y puede que se avecinen buenos tiempos.

Por un lado, el departamento de marketing nos "abrasa" a los aficionados con ofertas -entradas, comida y bebidas a mitad de precio, camisetas con la entrada, cupones para el pavo para el día de Acción de Gracias por la cara...-; cambia las camisetas; nuevo logotipofichaje "mediático" en la liga de verano; etc.

La cabeza visible de los nuevos propietarios de la franquicia (la lista es larga y de ella se cayó Larry Ellison, que se tendrá que "conformar" con que Oracle siga poniendo nombre al pabellón en el que juega el equipo) es Joe Lacob socio en KPCB una de esas empresas de capital riesgo que abundan por estos lares y que están a la que salta esperando a que aparezca el nuevo Facebook o Google.

A pesar de que se nota que hay cosas que están cambiando para mejor, a Lacob también le ha caído algún palo, como la ocurrencia de nombrar a su hijo Kirk, recién graduado en Stanford, como director de operaciones de baloncesto (está por ver si el verano que pasó trabajando como becario en los Celtics -su padre era propietario minoritario del equipo de Boston- le sirve como experiencia).

No hay comentarios: