08 agosto 2009

¿Barcelona o Madrid?

Y el show continúa, después de que Ricky dijese que se quedaba en el Joventut -"Yo nunca he tenido ningún problema con seguir en el DKV Joventut"- ha llegado la respuesta del Joventut: si se queda verá los partidos desde la grada. A Jordi Villacampa, salvo la bajada de pantalones, no le quedaba otra después de haber puesto por escrito que la etapa de Ricky Rubio como jugador de la Penya había acabado.

Ante este último giro del culebrón del verano, las cosas quedan así:

- Ricky Rubio no puede, evidentemente, permitirse el quedarse un año sin jugar. Lo de un posible proceso legal, según la postura que tome el Joventut -grada o "banquillo"-, no iría a ningún lado por el tiempo que tardaría en resolverse y porque ningún juez podría imponer al entrenador que Rubio jugase.

- El FC Barcelona tendría que dar un paso adelante y poner más dinero sobre la mesa que el Real Madrid. ¿Cuánto más de los 3.5 millones ofrecidos por Maceiras? Dependerá del nivel de cabreo de Villacampa. Laporta tiene la palabra, pero más le vale rascarse el bolsillo sino quiere ver a Floren haciéndose otra foto más de las de enmarcar...

- Si la nueva oferta del Barcelona no satisface a la Penya, a Ricky no le quedaría otra que irse al Real Madrid. porque la opción ya sería entre quedarse en casa o jugar cerca de casa.