17 marzo 2009

Descenso a los infiernos

Llegó el momento. Sergio Rodríguez se ha quedado sin jugar un solo minuto en el partido de ayer contra los Grizzlies de Marc Gasol. Era cuestión de tiempo.

Y Nate McMillan, su particular verdugo, ha vuelto a estar muy poco diplomático cuando le han preguntado por el base tinerfeño: ha jugado Bayless porque necesitaban - perdón por la "traducción" - más mala leche. Es decir, no le basta con ningunearle partido tras partido sino que, además, cuando llega el momento de hablar de él le sacude.

Sergio será agente libre restringido a final de la temporada 2009-2010. ¿Llegará la tortura hasta ese momento? Si está claro, después de tres años, que el entrenador no cuenta con él - por decirlo suavemente - habría que esperar del general manager de la franquicia, Kevin Pritchard, que tome una decisión beneficiosa para todas las partes. Lo contrario es auténtico sadismo.

Descárgate gratis El Quinto Cuarto: Artículos 2006-2007

No hay comentarios: