09 diciembre 2008

Kevin McHale baja al banquillo

Randy Wittman, otro que no se come el turrón, las uvas (la verdad es que por aquí tampoco es que haya ningún alimento navideño típico) llega a Navidades. Una marca de 4 victorias y 15 derrotas no es para dar botes de alegría y más si tienes a Randy Foye y a Kevin Love sin saber por dónde andan. Al final, el bueno de Randy se va a casa con un récord de 38-105 en dos campañas.

El general manager de los Timberwolves, el hijo predilecto del estado de Minnesota, Kevin McHale ha tenido que ponerse manos a la obra y bajar al banquillo, quién sabe si para salvar su propio puesto de trabajo; para muchos en Minnesota McHale es el principal culpable de la debacle de los Wolves. Kevin Garnett le estará eternamente agradecido por haber contribuido a cumplir su sueño de llegar a ser campeón de la NBA.

No hay comentarios: