12 octubre 2008

La NBA prefiere a Obama

En Estados Unidos lo de decantarse políticamente de manera abierta es algo habitual. No hace falta ni siquiera preguntar por el tema. El último de los protagonistas de la NBA en dejar oír su opinión sobre quién debe de ser el próximo presidente de los Estados Unidos ha sido George Karl.

El entrenador de los Nuggets ha declarado al Denver Post que espera que Barack Obama sea el ganador de las elecciones del 4 de noviembre. Esperemos que su decisión de apoyar a don Barack esté basada en algo más que en lo que exponía el periodista en el artículo.

Como él opinan la práctica totalidad de los protagonistas de la liga (habría que preguntarse qué piensan los propietarios). Cuando se leen o se escuchan las declaraciones de Lebron James -otro de los seguidores del senador Obama- y de sus compañeros uno llega a la conclusión de que el nivel formativo de muchos de los jugadores deja bastante que desear, y no porque elijan a uno u otro candidato, sino porque opinan de un tema tan importante para el país con demasiada alegría y sin dar ninguna razón.

En todo caso, alegra saber que trabajadores como ellos a los que el candidato demócrata parece decidido a subirles los impuestos den una muestra tan grande de desprendimiento y apoyo al presupuesto federal. Los que quedamos a salvo de la subida nos quedamos la mar de contentos.

No hay comentarios: