22 mayo 2008

Milagro en el Staples Center

Artículo de Ignacio López

A los Lakers les está pasando lo que a los Pistons en el primer partido contra los Celtics. Después de unos cuantos días de descanso, se les ve un tanto oxidados. Estamos a la mitad del tercer cuarto, los Spurs ganan de 20 puntos y no dan señales de irse abajo. Contra todo pronóstico, parece que van a dar la sorpresa contra estos súper Lakers que ya algunos llaman (hiperbólicamente, hasta que no se demuestre lo contrario) los mejores Lakers que ha tenido Kobe e incluso los mejores Lakers de la historia. Si se me permite la digresión, hasta que no vea yo a Gasol y a Odom con tres anillos en las manos (no digo que no lo vayan a conseguir un día), no me aventuro a decir que sean mejores que el dominante equipo de Shaq. Bueno, ya veremos; se aceptan comentarios al respecto.

De momento, andan siendo pisoteados por todos lados y el primer partido de la serie se les está escapando de las manos, con un Duncan monumental (16 puntos y 9 rebotes en la primera parte) que ha vuelto a ser el de la serie contra los Suns y un Parker que parece recobrar nuevos bríos con Eva Longoria en las gradas. Sin duda, un equipo con la experiencia y la solera de los Spurs no va a dejar escapar un partido tan importante como éste cuando van ganando de 20 puntos… ¿seguro? Piensa de nuevo, porque puede saltar la sorpresa.

Efectivamente, llegan los minutos finales y, tras una milagrosa remontada, los Lakers han ganado el importantísimo primer partido. ¿Qué puede haber pasado? ¿Habrá sido la lesión en la uña de la mano izquierda de Manu Ginóbili haciendo pesas? Con 3 canastas de 13 intentos, parece que no ha jugado tan bien como nos tiene acostumbrados, pero la defensa de Vujacic fue impresionante… ¿Habrá sido el haber tenido que pasar la noche en un avión 727 charter que no quiso despegar (la compañía dejará de funcionar a finales de mes por aquello de recesión económica) la noche después del partido contra Nueva Orleáns? La fatiga puede haber hecho mella…. ¿Habrá sido un milagro de Nuestra Señora de los Ángeles de la Puebla del Río Porciúncula que da nombre a la metrópolis donde juegan los Lakers? No puede ser porque la verdadera Virgen de Los Ángeles hoy en día es la muy mexicana Virgen de Guadalupe (ver bitácora de Diana Martín Nieto).

Lo que pasa es que Kobe ha decidido dejar de vegetar con sólo tres tiros a canasta en la primera parte, (y no es por quitarle mérito a la excelente defensa de Bowen en la primera parte, pero 4 puntos en dos cuartos y medio no es normal en Kobe) y ha decidido arrancarse metiendo 25 puntitos sin despeinarse y dejando 3 ali hoops a Gasol al más puro estilo Chris Paul a Tyson Chandler. Esto por si alguien todavía tiene quejas de que le hayan nombrado MVP…

Ah, otra cosa, a pesar del buen parcial de 14-2 con que empezaron este tercer cuarto, en líneas generales los terceros cuartos de los Spurs en estos playoffs están siendo verdaderamente lamentables, incluyendo uno de 14-0 en contra en el partido de anoche. Contra los Hornets, en cada partido parecía que se acababan de levantar de la siesta. Incluso en el séptimo partido, en que ganaron la serie, fallaron demasiado en el tercer cuarto. La cosa ya empieza a tomar un cariz psicológico.

Pero ¿qué pasó en la primera parte? ¿De verdad puede haber metido sólo dos puntos Kobe? A nadie debe extrañar. En su tiempo, cuando se le criticaba de chupón en las series contra los Phoenix Suns o contra los Sacramento Kings, a veces Kobe “castigaba” a sus críticos haciendo pucheros todo el partido y dedicándose a pasar el balón sin aparentemente echar todo el año de esfuerzos por la borda. Sin embargo, obviamente éste ya no es el caso.

Ahora no puede andar haciendo pucheros porque reluce su dorada corona de MVP en su
cabeza y todo ha sido un camino de rosas desde la llegada de su nuevo amigo catalán (dicho sea de paso, Kobe es un gran aficionado al fútbol y el encanta el Barcelona. En sus vacaciones en Europa el verano pasado fue a ver uno de los entrenamientos y saludo al ahora fugitivo Ronaldinho). Simplemente, se dedica a dejar jugar a sus compañeros (9 asistencias, además de 5 rebotes), darles todas las asistencias que puede y solamente en momentos de desesperación, como el de ayer, toma las riendas, aprieta el acelerado y da una lección magistral con canastas que sólo otra persona en la historia de la liga NBA podía meter: Jordan.

Eso sí, ahora que está casado con una latina y entiende algo de castellano (seguro que lee esta bitácora, como Gasol), le recomiendo que se deje de hacer guiños a los espectadores y comentadores diciendo “¿veis como confío en mis compañeros?” y juegue de manera más agresiva desde el primer momento del partido. Con los Spurs no se juega. Eso sí, si siguen defendiendo como en la segunda parte, a los Lakers no les irá mal en esta serie (aunque, además de defender, Derek Fisher tiene que meter más de 1 de 9…).
En definitiva, ¡qué bonito es tener ventaja de campo y hacer remontadas en casa! A todo esto, el número 16, Gasol, que jugó muy bien con 19 puntos (9 de 16), 7 rebotes defensivos, 2 robos de balón, 3 asistencias y sólo dos pérdidas de balón, demostró de nuevo valentía al jugarse canastas en los momentos decisivos. Además puso un par de tapones decisivos y fue uno de los 4 Lakers con dobles dígitos (la pareja balcánica, Vujacic y Radmanovic, 10 puntos cada uno).

¿Qué significa haber ganado este primer partido? En teoría, no mucho. Lo normal (especialmente en los playoffs de este año) es que gane el partido que juegue en casa. Pero en la práctica, por mucho que se trate de los omnipotentes Spurs, yo creo que nunca debe subestimarse el martillazo psicológico que supone el perder una ventaja de 20 puntos ya tarde en el partido. Y, para los que os gustan las estadísticas, Phil Jackson tiene un récord de 40-0 en los playoffs cuando gana el primer partido de la serie. No está nada mal, ¿no? Además, los Lakers, que cuentan con ventaja de campo, han ganado los 7 partidos jugados en casa en los playoffs y llevan un total de 13 partidos seguidos ganados en el Staples Center.
Desde luego, si alguien puede sobreponerse a este bache son los Spurs, pero no lo tienen nada fácil. Lo que es seguro es que con 3 de 21 y 1 de 9 en triples en el último cuarto no le van a ganar a los Lakers ni en casa ni en Los Ángeles. Ya le puede ir poniendo velas a San Antonio.



P.S. 1 Ah, para Jotaeme y los otros “laguneros” segovianos, os informo (por si no lo sabéis ya) de que la operación de rodilla a Andrew Bynum ha sido todo un éxito. El equipazo que van a tener al año que viene va a ser imparable.


P.S. 2 Enrique: ya que me has metido prisa para que escribiera algo sobre este partido, más te vale que me mandes algún comentario…


P.S. 3 Perdón si en esta entrada he divagado mucho, pero mi hija me ha dejado dormir sólo dos horas y ando medio zombi…

publicado en El Adelantado de Segovia

No hay comentarios: