19 mayo 2008

La NBA cuida su imagen

Séptimo y último partido de la serie Celtics-Cavaliers. Ben Wallace hace comete una falta sobre Kevin Garnett. Nada del otro jueves. Empiezan a “dialogar”. Sus narices apenas separadas por un par de centímetros de distancia. Que si hueles mal, pues anda que tú, no te vuelvas a acercar, haré lo que me dé la gana, etc. Típica conversación macarra en la que se intenta amedrentar y/o poner nervioso al contrario.

La retransmisión permite ver el intercambio dialéctico durante apenas unos segundos, hasta que los jugadores desaparecen del plano y se muestra un anuncio fijo de los horarios de los partidos de la siguiente serie. El siguiente plano nos muestra ya a Garnett dirigiéndose a la línea de tiros libres. Traduciendo: a alguien el espectáculo no le pareció edificante ¿Quizás pensaban que iba a seguir un intercambio pugilístico?

La NBA, cada vez más, nos tiene acostumbrados a su celo excesivo por “cuidar la imagen” de la liga. El problema es que el espectáculo está montado alrededor de tíos grandes como armarios, que tienen la manía de darse de tortas para “coger la posición”. Además, resulta que muchos de esos que ponen el espectáculo han aprendido a jugar en los “playgrounds” de los barrios más peligrosos de Estados Unidos, tienen tras de sí una breve historia académica plagada de fracasos y un algo más largo historial policial. Quizás les podrían ofrecer becas o cursos de urbanidad…

publicado en Salir a Ganar

No hay comentarios: